Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Ver Política de Privacidad. Aceptar
PRODUCTOS

Producto del día

KIT MÓDULO TOLVA ROPA CADENCE M400 ACABADO CROMADO Oferta
KIT MÓDULO TOLVA ROPA...

IOOBXSIFO

Disponible

154,75 € -22.06%
ZAPATERO EXTRAÍBLE Y EXTENSIBLE Oferta
ZAPATERO EXTRAÍBLE Y...

IFIPXEFZ

Disponible

101,15 € -22.06%
RUEDA DADDI GXL M10 CON FRENO D180 H400 SOPORTE Y RUEDA EN ALUMINIO RAL 9006 Oferta
RUEDA DADDI GXL M10...

IOTSXSSE

Disponible

63,16 € -22.06%
CARGADOR WIRELESS KEPA NEGRO PARA EMBUTIR Oferta
CARGADOR WIRELESS KEPA...

TSIXIT

Disponible

53,13 € -22.06%
AGATE ROSETA ZAMAK 52x52 NÍQUEL MATE Oferta
AGATE ROSETA ZAMAK...

IIEZXSI

Disponible

37,98 € -22.06%
PASACABLE CON TAPA AMORTIGUADA DOBLE ACABADO PLATA Oferta
PASACABLE CON TAPA...

TSIXG

Disponible

24,62 € -22.06%
PASACABLE CON TAPA AMORTIGUADA DOBLE ACABADO BLANCO Oferta
PASACABLE CON TAPA...

TSIXT

Disponible

23,79 € -22.06%
GAFAS PEGASO ANTIMPACTO ROCKY AZ.ESPEJO MONTURA TRANSLÚCIDA Oferta
GAFAS PEGASO...

IOFBXSS

Disponible

21,79 € -22.06%
GAFA 3M SOLUS 1101KIT NGR/AZ PC INCOLORA ANTI-EMPAÑAMIENTO Y ANTI-RAYA Oferta
GAFA 3M SOLUS 1101KIT...

IEPIXGE

Disponible

20,46 € -22.06%
ESCUADRA ABATIBLE PARA ESTANTES ABATIBLES Oferta
ESCUADRA ABATIBLE PARA...

ZTPXFZ

Disponible

20,42 € -22.06%

Cómo instalar una manilla

Cómo instalar una manilla

Una manilla es casi tan importante como una puerta misma pues sin ella no podríamos abrir la puerta. Además, su diseño impacta el estilo no solo de tu puerta si no de tu hogar al completo. Elegir los adecuados es crucial para una buena funcionalidad de tu mobiliario

Con el uso, las manillas suelen desgastarse con frecuencia por lo que es necesario darle mantenimiento y limpieza para evitar que estas se dañen y no se puedan abrir.

Si tu puerta tiene una manilla muy vieja, oxidada, con un mecanismo que ya no funciona y se trabaja, has llegado al lugar correcto. Aquí te contaremos cuáles cómo puedes cambiar o instalar una manilla en tu puerta, sin importar el tipo de puerta o de manilla.

¿Qué debo de tomar en cuenta antes de reparar la manilla?

 Antes de reparar manilla o de plano cambiar manilla, debes de tomar en cuenta estos puntos:

El tipo de manilla

Existen dos estilos de manilla básicamente, el primero es la manilla con roseta y el segundo es la manilla con placa. Ambos varían en función de la forma de su base y su montaje es casi idéntico. La manilla con roseta tiene su base redonda y la manilla con placa es rectangular y alargada.

roseta    manilla

Herramientas

Para poder realizar el montaje también debes de contar con las herramientas adecuadas. Con un destornillador y una llave Allen bastará.

Cómo instalar una manilla: Pasos a seguir para manillas con roseta

1. Desmontar la manilla

El primer paso es muy sencillo, debes de desmontar el herraje para puertas. Si tu manilla es de placa, entonces tienes una ventaja, ya que los tornillos están a la vista y desmontarlos será mucho más fácil.

Si tienes una manilla con roseta, entonces debes de retirar el cubre tornillos dándole vuelta, después podrás quitar los tornillos. Una vez quitado los tornillos solo tira suavemente de la manilla; repite este paso en el otro lado de la puerta. Al cambiar manilla es probable que veas modelos con un tornillo de bloqueo que no deja quitar la roseta, ese lo puedes desmontar con una llave Allen. Recuerda que estamos cambiando la manilla, no el mecanismo de apertura o cierre.

2. Limpieza de la puerta

Con el uso, es común que se acumule algo de suciedad, óxido o virutas de madera en la cavidad donde va el pomo o manilla. Es por eso que al reparar una manilla debes de considerar la limpieza de la puerta.

Usa un trapo y un limpiador para superficies de madera, o de metal según el tipo de puerta, y limpia bien el hueco de la perilla. Tampoco se te olvide aceitar el mecanismo de la puerta para garantizar su buen funcionamiento.

3. Montaje

Antes de comenzar a realizar el montaje de la manilla, debes de saber que los tornillos a usarse deben ser siempre los que esta incluye (si los incluye). Esto debido a que esos tornillos ya cuentan con la longitud adecuada.

Ahora coloca la manilla dentro de la puerta asegurándote de que esta entre correctamente al mecanismo de apertura. Verifica si cuenta con movimiento y si está nivelada, así como en la posición correcta para así garantizar que abra y cierre la puerta adecuadamente.

El siguiente paso para cambiar la manilla es asegurar un par de tornillos para comprobar que esta funciona correctamente. Si la manilla está bien, entonces puedes proceder a colocar el resto de los tornillos. Una vez asegurados puedes colocar el cubre tornillos, esto al reparar manillas con diseño de roseta.

Sigue los mismos pasos para la otra parte de la puerta. Coloca la manilla y asegúrate que esta esté alineada, inserta dos tornillos, verifica el mecanismo y después monta el resto de tornillos con un atornillador eléctrico o manual. Ahora, solo añade el cubre tornillos de la roseta y verifica que esta abra de forma adecuada.

Cómo instalar una manilla: Pasos a seguir para manillas de placa

1. Desmontar

El desmontarla es prácticamente igual en la manilla de placa que en el de roseta, lo único que cambia es la forma de la manilla. Aquí tendrás los tornillos descubiertos por lo que no deberás quitar primero el cubre tornillos.

Toma el destornillador y retira los tornillos de sujeción, después y con cuidado, retira la perilla jalando suavemente. Aprovecha para realizar la limpieza, ya que esta es muy importante al reparar perrilla. También puedes aceitar el mecanismo interno de la cerradura de la puerta.

2. Colocación

Al igual que pasa con la manilla de roseta, debes de insertar la manilla de placa en el mecanismo asegurándote de colocarla en la posición correcta. Para validad que esta esté derecha puedes usar un flexómetro, un nivel o una regla para garantizar que la distancia entre la perilla y la puerta sea la misma en todos los puntos.

Una vez colocada la perilla o pomo, el siguiente paso al cambiar manilla es colocar los tornillos. Recuerda usar los tornillos incluidos en la perilla debido a que estos tienen la longitud adecuada y el tamaño necesario para su instalación.

3. Comprobación

Después de haber colocado los tornillos en ambas manilla, una en cada lado de la puerta, el siguiente paso es muy simple. La comprobación se trata de asegurarnos que la manilla está bien instalada para ver si nuestra puerta abre sin problemas.

Lo único que debes de hacer es abrir y cerrar tu puerta verificando que el pasador se mueve de forma adecuada. Si todo está en perfecto orden, entonces el siguiente paso es simple, debes de limpiar el pomo para que se vea limpio. ¡Ya puedes recoger tus herramientas y listo, pudiste reparar perilla sin problemas!

¿Qué debo de tener en cuenta al cambiar la manilla?

Antes de reparar la manilla o manilla te recomendamos que tomes en cuenta el tipo de puerta para garantizar que el pomo vaya con esta. También te recomendamos que tomes en cuenta el material usado en su fabricación para garantizar su durabilidad y resistencia. Su instalación es algo más difícil que la de los tiradores al disponer de un mecanismo interior, pero comparten ciertas similitudes al estar ambos en puertas y tener una función parecida a la de las manivelas.

Otro punto a considerar es el mecanismo de apertura de tu puerta. Si este ya está muy desgastado o viejo, te recomendamos cambiarlo. También debes saber que puedes cambiar perilla y añadir un cerrojo de seguridad únicamente realizando las adaptaciones a la perilla y la puerta como abrir la cavidad para su montaje.